ENVÍO GRATIS EN COMPRAS SUPERIORES A $2000

Tipos de piel

Tipos de piel

Si bien cada piel es un mundo, existen algunas características en común que permiten categorizarlas. Conocer qué tipo de piel tenemos es indispensable para poder brindarle exclusivamente lo que necesita, evitándonos posibles reacciones indeseadas.

Para conocer nuestro tipo de piel es recomendable concurrir a un profesional que evalúe en profundidad las particularidades y necesidades de nuestra piel. A continuación compartimos una guía que puede ayudarte a conocer tu piel:

PRINCIPALES TIPOS DE PIEL

Piel normal o eudérmica

Es la piel que tiene una textura sana, flexible, buena elasticidad y produce la grasa adecuada. La piel normal presenta pequeños orificios apenas visibles (orificios pilosebáceos), secreciones sebáceas y sudoríparas en equilibrio, lo que dificulta el desarrollo de acné, comedones (puntos negros) y manchas.

Piel grasa

Con la piel grasa, su rostro a menudo se ve brillante y este tipo de piel es más vulnerable al acné y los comedones que otros tipos de piel. La grasa de la piel depende principalmente del estado de la barrera cutánea y la capa externa de la piel que ayuda a retener la humedad y a la producción de grasa (sebo), abundantes secreciones líquidas, el pH alcalino, microorganismos y los factores que pueden agravar esta afección de la piel son los desequilibrios endocrinos y la alteración de secciones hepáticas.

Piel seca

En el extremo opuesto del espectro, otro problema muy frecuente es la piel seca. Con ausencia de aceite, grasa o sebo, ostia cerrada, líneas de expresión entumecidas, arrugas superficiales intensas, pH ácido, permeable, deshidratada, desvitalizada y con un aspecto frágil, la piel seca presenta características de descamación, picor, opacidad, enrojecimiento, agrietamiento y estiramiento de la piel sana. La piel seca también puede verse influenciada por factores genéticos debido a alteraciones en la estructura y función de la epidermis (la capa más superficial de la piel), por factores ambientales como la humedad del aire y temperaturas extremas (demasiado caliente o demasiado frío) y factores de comportamiento, como: exposición a productos químicos. La piel seca se caracteriza por la disminución del agua contenida en el estrato córneo, provocando una descamación anormal de la piel.

Piel mixta

Piel Mixta: Con características y variaciones de piel grasa en la zona T (frente, nariz y mentón), formada por la asociación de áreas seborreicas con áreas de piel seca y normal, la piel mixta o combinada es el tipo más común en los países tropicales. En la región frontal (frente), la región naso geniana (nariz) y la región del mentón (mentón), las ostias (poros) están más dilatadas, por lo que pueden facilitar la aparición de mucha grasa, acné y comedones (puntos negros). Ya en los pómulos (mejillas) y extremidades del rostro, la piel tiende a estar seca o normal, con más facilidad para la aparición de líneas de expresión y sequedad. Los factores agravantes de la piel mixta son los trastornos digestivos y glandulares, la alimentación incorrecta y la cosmética inadecuada. El cuidado en los tratamientos requiere mucha atención, ya que los niveles de hidratación y grosor cambian en determinadas regiones del rostro.

Querés conocer mejor tu tipo de piel? Accedé a nuestro test gratis co-creado con Veridiana Bento, cosmetóloga & esteticista, para conocer mejor tu piel y la rutina perfecta para cuidarla:

Otros
artículos

Abrir chat
1
Hola, si tenés alguna consulta escribinos y te ayudamos 🤍.